El Hombre Verde

el-hombre-verde-600x430

El hombre verde anuncia el fin. Tengo prisa. Llego tarde. Calculo la ecuación físico-algorítmica entre mi aceleración, la distancia a recorrer y el tiempo que me queda. Me lanzo a la aventura sin mirar a los conductores. Imagino que observan mis pasos, impacientes. Bajo la vista al suelo para no desconcentrarme.

Hoy me yergo sobre columnas dóricas —mis rodillas han decidido tomarse vacaciones y huir a climas más cálidos—. La alfombra blanca y negra me da la bienvenida en un lenguaje secreto. Entre líneas, en braille, leo un mensaje oculto que solo mis pies saben descifrar. Una historia de amor apasionada entre el asfalto y yo que se remonta al principio de mis días. Sus caricias dejan huella en mi piel, me reclama y yo, amante férvida, me arrojo a sus brazos.

Aguardo el impacto, pero no llega. La suspensión de gravedad me invade. Oscuridad. Un zumbido apenas audible. Y, luego, un fulgor blanco que me encandila.

—¡Ya está! Ya me he matado —me reprendo. ¿Lo he dicho en voz alta? Pruebo a decir otra cosa—. ¿Hola?

—Hola —me contesta una voz metálica.[…]

Extracto del relato  El hombre Verde.

Publicado por   7 Islands Magazine.  Pasen y lean

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s